Reglas básicas para crear una campaña de emailing exitosa

Navegando por Internet he llegado a una página del portal de Microsoft donde David Martín recoge, 5 simples reglas para la creación de un newsletter de éxito.  El post es interesante ya que trata los puntos que hemos destacado en otros artículos, remarca la importancia de utilizar una buena base de datos, la importancia del asunto o  la hora de realizar el envío…

Estas reglas son las básicas para la creación de una buena campaña de emailing o email marketing. La teoría es simple tan solo necesitáis una buena herramienta como NewsletterSoft a plantilla de newsletter con el diseño adecuado para evitar problemas de accesibilidad.

Os dejo con el artículo de Martín, espero que os guste.

La base de datos

Es primordial tener una buena base de datos, eso significa que debe estar actualizada y en la medida de lo posible segmentada por preferencias. Esto dará como resultado mayores porcentajes de apertura y menores devoluciones que gestionar.

El asunto
El subject o el asunto, es fundamental para que nuestro e-mail sea abierto y por lo tanto, pueda ser visto por los receptores. El asunto de nuestro e-mail es el primer reclamo, no debe ser muy largo, no más de 30 o 40 caracteres. Incluir palabras como “felicidades”, “oferta”, “regalo”, “urgente” o preguntas que generen incertidumbre, suelen ser eficaces para decantarse en la apertura. Personalizar el asunto dará fiabilidad; una buena práctica es dirigirnos al receptor por su nombre, le dará confianza.

El contenido
Debemos responder a una serie de preguntas que se hace el receptor, “¿qué me ofreces?”, “¿por qué lo tengo que hacer?”, “¿cómo lo hago?”, “¿tengo más opciones?”. Para resolver todas las dudas, tenemos que estructurar y distribuir la información de una manera clara, sin mezclar información. El usuario no lee los e-mails, “los escanea”, por lo tanto el primer vistazo será esencial.

Debemos mostrar de una forma concisa y clara el beneficio que aportamos, para ello, la zona superior del e-mail puede ser un buen lugar para situar aquello con lo que queremos atraer su atención.

Personalizar el contenido con su nombre o su género es una buena opción, “Buenos días, señor Martín”, aumentará su confianza en nuestra información, pero tendremos que tener cuidado, porque el equivocarnos con el género puede causar un impacto negativo y producir el efecto contrario, la desconfianza.

Para seguir alimentando esta confianza podremos tangibilizar el contenido, para ello podemos usar imágenes de personas, de edificios, cifras, añadir testimonios reales, etc.

También es conveniente incluir elementos de acción, “haga su reserva”, “actualice sus datos”, y de recomendación, “recomiéndame a un amigo”. Con el primero lograremos una interactividad del receptor y visitas a nuestro web. Con el segundo, aumentaremos la viralidad y tendremos la oportunidad de captar nuevos receptores, o visitantes.

Facilitaremos la posibilidad de darse de baja, con ello podremos eliminar a aquellas personas que no estén interesadas en nuestros envíos.

El momento del envío
La elección del momento (fecha y hora) en el que se debe realizar un emailing afecta a los resultados de apertura y clics del mismo. Tenemos que encontrar el mejor momento de entrega, el que optimice las aperturas, para ello, necesitamos que nuestro e-mail compita con los menos emails posibles, pero a su vez debe corresponder con los momentos que habitualmente dedicamos para ver nuestro correo electrónico.

Evitaremos, por tanto, los envíos por la noche o a primera hora de la mañana, procuraremos, en la medida de lo posible, que se realicen a media mañana o a media tarde.

Por lo general, los fines de semana, los días festivos y los periodos vacacionales, no suelen ser buenos para realizar un envío, ya que se recibirán junto con un gran número de emails recibidos durante esos periodos. Esto es debido principalmente a que la mayoría de nosotros revisa su correo desde su puesto de trabajo.

En resumen, las estadísticas obtenidas de campañas de emailing dicen que, por norma general, los mejores momentos para realizar un emailing son de lunes a jueves lectivos, a media mañana (a las 11h. aprox.) o a media tarde (a las 17h. aprox.).

Feedback
Los resultados definitivos de un emailing podremos obtenerlos en una o dos semanas con bastante fiabilidad. Aunque en los dos primeros días después del envío, podremos hacernos una idea de cómo ha funcionado nuestra campaña.

Identificaremos, de las devoluciones, las que son debidas a direcciones de correo defectuosas, las bajas voluntarias que nos soliciten, altas de nuevos receptores y con todo ello realimentaremos nuestra base de datos.

Conclusión
Todas las variables tienen su importancia y un buen uso de ellas puede acercarnos a la optimización de nuestra campaña de e-mail marketing.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 − ocho =

Valida tus direcciones de email y evita el spam.

Valida 100 correos GRATIS.

ALTA VALIDAR EMAILS
close-link